Toño García se encuentra sin duda en su mejor momento de la temporada tras encadenar tres titularidades seguidas, cosa que no había logrado en este curso.

 

Las cosas empezaron bien para él, pues jugó los 90 minutos de los dos primeros partidos del campeonato. Sin embargo Paco López decidió dar la alternativa a Carlos Clerc en la tercera jornada y sus buenas actuaciones le hicieron apoderarse del carril izquierdo del Levante. Tan solo en un par de ocasiones se quedó en el banquillo por temas de rotaciones y descansos, pero el puesto era suyo.

 

Siendo ya Clerc el dueño del lateral las cosas se pusieron aun más complicadas para Toño pues una lesión en los isquitibiales lo dejó fuera de los terrenos de juego varias semanas..

 

Sin embargo la situación del equipo y de nuevo problemas físicos dieron un vuelco a la situación. La dura derrota en Getafe (4-0) y la dolorosa derrota en el derbi contra el Valencia con remontada incluida pudieron influir para que Paco López buscara un cambio. Tras el derbi esperaba el Granada y en esa semana Carlos Clerc se tuvo que retirar del entrenamiento por molestias en la cadera. Poco antes de que comenzara el partido se probó pero se descartó su participación y ahí llegó de nuevo el momento de Toño.

 

El madrileño no estuvo mal en la victoria ante el Granada y fue de los más destacados en el triunfo contra el Celta, partido que cerraba el año para los granotas. 2020 le ha traído una nueva titularidad ante el Atlético de Madrid, donde a pesar de la derrota cuajó un partido muy serio.

 

Con todo esto, a pesar de las últimas tres titularidades consecutivas, ni mucho menos el lateral izquierdo tiene nuevo dueño, eso sí, ahora mismo parece que Toño saca cierta ventaja, pero quién sabe si en el próximo partido contra el Alavés es Clerc el que se lleva el gato al agua. El próximo domingo hay Copa y la liga no regresa hasta el sábado siguiente, por lo que quien sea titular en Copa no tiene por qué ser suplente en liga, aunque por ahí podrían andar los tiros.

 

Foto: www.marca.com