En ocasiones, el ingenio de un futbolista parece desaparecer con el paso del tiempo. Suele suceder, que la causa de dicho ocultismo se esconda detrás de lesiones constantes, que merman la confianza del jugador, y así su capacidad para ostentar talento. Pero el talento es innato, y algo así no puede volatilizarse como si de magia se tratara. Así que al final, sea dónde el fútbol haya deparado el camino del futbolista, los trucos vuelven a surgir de la chistera, y el futbolista vuelve a sonreír, feliz.

 

Esa felicidad es la que ha encontrado Rafinha Alcántara en el Real Club Celta de Vigo. Un futbolista que ha padecido 16 lesiones de todo tipo a lo largo de su carrera. Hasta dos veces ha sufrido la tan temida lesión de los ligamentos cruzados, una de las que más capacidad tienen de truncar la carrera de un deportista de élite. Y aún así, su inverosímil talento le ha mantenido en la mirilla de equipos de las categorías más altas del fútbol mundial, y aún a día de hoy sigue exhibiéndose en nuestro mejor fútbol. Sin embargo, esta temporada ya se ha perdido 5 partidos de competición fruto de tres distintas lesiones. De todas formas, hasta hoy llevaba 11 jornadas seguidas siendo titular. Y eso son buenas noticias para todos. Rafinha juega y disfruta, mientras nosotros nos deleitamos con él. Magia hispano-brasileño de familia futbolera, que junta una pizca de joga bonito con la inteligencia táctica de un futbolista español. A eso, súmale haber sido pupilo de centrocampistas de la magnitud de Iniesta o Xavi, y criarse junto a su hermano Thiago. Un cocktail delicioso.

 

Con una media de 5.45 puntos por jornada y 2.1 regates por partido, ya suma 2 goles y una asistencia.

Rafinha Alcántara es, sin duda, uno de los jugadores por los que apostar durante este parón por dos simples razones:

  1. Su valor crece, buen momento para especular.
  2. El Celta va ganando consistencia y juego, gracias en buena parte a la aportación de Rafinha y a su serenidad en el medio del campo.

Por eso desde GradaDiez recomendamos fichar a Rafinha por algo más de lo que vale, ya que su valor actual es de 30M pero sigue y seguirá subiendo. Desgraciadamente, el parón ha sido una mala noticia por el gran momento que vivía el jugador dentro del campo, aunque de seguro no termine aquí.